La flechita de Fedex II

o la legibilidad de lo invisible

SUMAR RESTANDO

Continuamos el artículo iniciado hace unos días y que, de la mano de “la flechita de FedEx” nos va a llevar a descubrir algunos de los logos que más me han llamado la atención por su buen uso de, precisamente, lo que no se usa. Sigamos hablando del espacio vacío y el espacio negativo en identidad visual, aquello tan chulo de la sustracción en el diseño de identidad.

Los que recordéis el post anterior sobre este asunto seguro que el nombre de Landor Associates os suena. Efectivamente, en esta compañía trabajaba el joven señor Leader cuando parió su brillante gran obra. Pues la cosa es que en ese mismo estudio, unos años antes habían concebido otro de los logos que más destacan por su inteligentísimo uso del espacio negativo y los significados ocultos. A finales de los 80, cómo no, presentaban al mundo la nueva imagen visual de Northwest Airlines.

logotipo northwest

Nunca sé por dónde empezar: por la N, por la W o por la brújula. La cuestión es que, aprovechando la composición tipográfica del logo, y añadiendo una circunferencia y un triángulo, la gente de Landor crea un monumento a la simplicidad y la inteligencia. La N mayúscula da inicio al nombre de la aerolínea, hasta ahí todo claro. Tras la N, una circunferencia, ¿algo gratuito? A la izquierda de la N, un triángulo, ¿un capricho? Va, seguro que ya muchos habéis encontrado la W que completa el nombre de la empresa, NW, una joya. Pero no queda ahí la cosa, no… ¿Entonces aceptamos que el triángulo de la parte superior izquierda es, en realidad, esa pieza que nos ayuda a visualizar la W? De acuerdo. Pero nos estamos dejando fuera la circunferencia y, como supondréis a estas alturas, estos de Landor no colocan las cosas ahí por rellenar. En realidad el triángulo, parte de esa W oculta junto a la N, representa a su vez la aguja de una brújula. Una aguja que señala en Noroeste en una brújula redonda. Y un servidor se quita el sombrero y corta la explicación.

Para cerrar este segundo post sobre la sustracción y el empleo del espacio negativo, me vais a permitir un pequeño ataque de narcisismo vectorial. Aquí abajo os dejo un trabajo que desarrollamos en kajota allá por el 2011 para el clúster innovación en la Construcción Asturiana. El concepto lo tuvimos bien claro, aunar innovación y construcción tipográficamente, crear un logo que se “construyera” ante los ojos del lector. Y así surgió esta pieza que admitía un montón de articulaciones y que jugaba a desplazarse y cambiar de sitio en cada elemento corporativo. El nombre del clúster, iCA. Su representación, una i minúscula bajo el techo creado por una C mayúscula que a la vez construyen por sustracción la A mayúscula que faltaba. Fue un placer poder jugar. Muchas gracias!!

Logotipo cluster ICA



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *